Ruta del Cares desde Poncebos

Después de leerse un libro como Slow Mountain – Monterapia de Juanjo Garbizu, queríamos aplicar las tácticas que propone para disfrutar de una manera diferente la montaña. La verdad es que siempre me ha gustado ir un poco más rápido en las salidas de lo que expone en el libro, pero que mejor lugar que la Senda del Cares para disfrutar con unos fantásticos amigos de sus fantásticos consejos. Siempre hay tiempo para todo…

Dejamos en coche justo donde comienza la ruta, un poco más arriba del pueblo de Poncebos, para empezar a subir a través de una senda empedrada. El día es inmejorable, sin prácticamente nubes a la vista, por lo que nos preparamos a disfrutar del paseo y de unas vistas impresionantes. Se trata de una de las sendas más transitadas de España, por lo que continuamente nos iremos cruzando con gente.

Photo1Photo2

La primera parte de la ruta hasta los Collados es la única con un poco de desnivel, unos 300 metros. A partir de este punto el terreno es prácticamente llano, con vistas increíbles del desfiladero. Hay que tener mucho cuidado en nuestro caminar, puesto que a nuestra izquierda dejamos caídas, en algunos puntos, de cientos de metros.

Photo9

Por el camino, además del río Cares, que da nombre a la ruta, vamos encontrando una conducción de agua que nos acompañará durante todo el recorrido. Se trata de una obra de principios del siglo XX, realizada por la sociedad Electra de Viesgo, que conduce las aguas del río Cares desde el pueblo Leonés de Caín hasta la central hidroeléctrica de Poncebos en Asturias. En algunos lugares parece impensable como pudieron hacer estas conducciones por dentro de la montaña. En algunos puntos nos encontramos con unas bonitas cabras que nos miraban con curiosidad.

Photo22

Llegando al pueblo de Caín, después del puente de Bolín, nos encontramos espectaculares túneles oscuros, donde hay que agacharse para no probar la dureza de la roca. Al finalizar esta sucesión de galerías llegamos a la presa del pueblo, habiendo salvado un desnivel de 500 metros y una distancia de aproximadamente 12 kilómetros.

En Caín comimos las viandas que llevábamos en un bonito restaurante disfrutando de unas buenas bebidas. La vuelta se realiza por el mismo camino, pero contemplando el paisaje con otra luz y una perspectiva distinta.

Photo35

Una perfecta jornada de Monterapia con una fantástica compañía, que hace que nos olvidemos por un día de los problemas de la rutina diaria.

A por la próxima…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.