Parque Natural de Somiedo (iii): Lago del Valle

Para finalizar nuestro periplo por las tierras asturianas del Parque Natural de Somiedo nos hemos acercado a realizar una bonita y sencilla ruta hasta el Valle de Lago. Se trata de un sorprendente valle glaciar culminado en la parte final por un circo glaciar en que nos encontramos el Lago del Valle.

Aparcamos los coches a las afueras del pueblo de Valle del Lago, situado aproximadamente a 1200 metros de altitud. Desde este punto sale una ancha pista de tierra fácil de caminar. Vamos a seguir el PR AS-15.1. Después de los días nublados anteriores la jornada de hoy se presenta bastante más despejada, lo que nos permite contemplar perfectamente el espectacular valle y los precios bosque otoñales que lo protejan. En estas laderas el haya es la especie dominante. También contemplamos alguna cabaña de teito, aunque posiblemente no puedan considerarse como braña.

La ruta hasta llegar al lago es de continuo ascenso, pero sin demasiado desnivel, por lo que se realiza muy cómodamente, conversando con nuestros compañeros de aventura.

Después de caminar unos tres kilómetros una bifurcación nos la opción de tomar el camino Sol y Sombra. Nosotros tomamos el camino del Sol, que atraviesa la bonita pradera del valle.

Menos mal que no nos cruzamos con Brinco, por que no estamos muy en forma ahora mismo…

Después de una última y pronunciada subida llegamos hasta el Lago del Valle situado a unos 1600 metros de altitud. Las vistas son espectaculares. No en vano se trata del mayor lago en extensión de Asturias. Arriba a nuestra izquierda vislumbramos los Picos Albo que subimos en la jornada anterior y enfrente hacia la derecha la Peña Orniz. Una pena la construcción de la presa. Que manía tiene el ser humano de humanizarlo todo.

Después de un pequeño piscolabis, echarnos unas risas y las correspondientes fotografías, rodeamos el lago para comenzar el descenso por la opción Sombra que nos llevará a través del bosque.

¡Las vistas del lago rodeando el valle son increíbles!

Al poco de comenzar la bajada por esta opción, nos desviamos ligeramente a la izquierda para coger altura y contemplar el valle en toda su amplitud. Después de unos momentos de incertidumbre comprobamos que faldear este tramo con las vistas de todo el valle desde las alturas ha merecido la pena.

Después de un par de kilómetros, volvemos a enganchar la opción Sombra que atraviesa el bosque hasta tomar de nuevo el camino general que nos llevará nuevamente al punto de partida. El bosque está en pleno esplendor otoñal, por lo que los colores son sencillamente espectaculares.

Unas jornadas increíbles con la mejor compañía. ¡Seguro que repetiremos!

¡Nos vemos en las montañas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .