Programa “Rutas científicas, artísticas y literarias” (i): León capital

El domingo 27 de octubre salimos de la plaza del Carmen, dirección a lo que esperamos sea una fantástica semana en Castilla y León y Galicia, dentro del Programa Rutas Científicas, artísticas y literarias. Se trata de un programa que pretende, además de dar continuación a los conocimientos recibidos por los alumnos en el aula, mejorar y presentar de forma más atractiva la formación recibida por los alumnos en sus respectivos centros, a través de entornos más experimentales y visuales. Esto favorecerá no sólo a su formación artística, literaria, científica, cultural, histórica, medioambiental y social, sino también a su desarrollo integral.

Nuestra historia comienza en la localidad de La Virgen del Camino, muy cerquita de León capital, junto con unos compañeros de viaje que vienen de Torreblascopedro, Jaén. Lo primero que hicimos nada más llegar, es conocer a los monitores, Rodrigo y Miguel, que nos distribuyeron en las distintas habitaciones y bajar al salón del hotel, a que nos explicaran el programa. Después realizamos juegos para conocer a los alumnos del otro Centro y a sus profesoras Lucía y Manoli. ¡Qué divertido!

Después de cenar presentamos nuestra ciudad y nuestro centro al otro instituto con un video con la música de nuestra compañera Eva, en sus tiempos con el grupo Chloe. Al finalizar la velada les hicimos entrega de unos bonitos presentes para que los llevaran a su tierra.

El primer día del programa, después de desayunar y ordenar las habitaciones, lo pasamos en la bonita e histórica ciudad de León. Una localidad de aproximadamente 130.000 habitantes que vive básicamente del sector servicios, incluido el turismo. La ciudad tiene más de 2000 años con su origen en un campamento romano, legio VII, de donde toma su nombre. La ciudad es paso de peregrinos del Camino de Santiago.

Comenzamos conociendo la Catedral de León. Se trata de una joya del gótico francés de la misma época, siglos XIII y XIV, de la catedral de Burgos. Dispone de 1800 metros cuadrados de vidrieras de origen medieval que dan paso a la luz entre los altos muros. Es una de las catedrales españolas más impresionantes, con pórtico central encuadrado entre dos esbeltas torres de aguja y un extraordinario rosetón, que ahora se encuentra tapado por las obras.

Tras visitar la iglesia realizamos una yincana por el centro de León, preguntando a sus ilustres ciudadanos sobre sus distintos monumentos y lugares emblemáticos. Pasamos por la Plaza Mayor, con su Ayuntamiento Viejo construido a finales del siglo XVII, con una entrada del barroco clasicista como hermosa presidencia de la plaza..

Para hacer los equipos nos dividieron en Científicos, Artistas, Literatos y como nos faltaba un último grupo sugirieron los Historiadores.

Nos movimos por el también denominado Barrio Húmedo. Palacio de Guzmanes, sede actual de la Diputación. Casa Botines, de finales del siglo XIX, del genial arquitecto Gaudí. Durante la misma descubrimos que a los leoneses también les llaman cazurros, que a su catedral la llaman la “pulcra leonina” y su leyenda del topo, la estatua de San Jorge matando al dragón en la Casa Botines, que el nombre del barrio húmedo es debido a la cantidad de personas que beben vino en él o que el eslogan de los caramelos típicos de León era “rico, rico, caramelo Ronchito”.

¡Equipo ganador!

Después de un pequeño almuerzo, visitamos la Colegiata de San Isidoro, con sus valiosísimos frescos: la capilla sixtina del románico la llaman. Las pinturas del techo son fantásticas y son de las mejores conservadas de España. Es un magnífico conjunto monumental iniciado en estilo románico. El Museo conserva el excepcional cáliz de Doña Urraca, que algunos creen que se trata del mismísimo Santo Grial.

Después de comer nos acercamos a conocer y jugar a distintos deportes autóctonos de León. Bolo leones, la rana, herradura, bolillos, billar romano o la famosa tanga son algunos de los divertidos juegos. ¡Qué bien lo hemos pasado jugando a la tanga! ¡Ha sido nuestro favorito!

A última hora de la tarde nos dirigimos al fantástico Parador de San Marcos. Se trata de una de las joyas de la arquitectura de la ciudad de León. En sus orígenes fue un hospital de peregrinos. Después ha tenido distintos usos, entre los que destaca el de prisión, donde uno de sus «residentes» más ilustres fue Francisco de Quevedo o de campo de concentración de prisioneros republicanos durante la Guerra Civil. ¡Vaya historia nos contaron de una huida! Aquí nos han dado de merienda un dulce típico de la ciudad de León y un “rico, rico, caramelo Ronchito”.

Después volvimos al hotel para realizar las anotaciones del blog, la ducha diaria y las divertidas actividades nocturnas.

Un primer día de programa muy intenso para comenzar con mucha energía la semana. Hemos congeniado genial con los alumnos del otro centro pese a las diferencias culturales existentes.

¡Deseando que llegue mañana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.